Alimentación

La alimentación: un factor importante para la prevención y curación del cáncer

Para leer o imprimir el artículo en pdf, haga click aquí, alimentación anti-cancer web CAG marzo 2011

Lo que comemos, cómo lo comemos, cuando lo comemos y como lo digerimos tiene una gran incidencia en nuestro proceso de curación  del cáncer.  Estudios reciente, realizados en diversos centros de investigación oncológica mundial, ponen de relieve la importancia de la alimentación para prevenir el cáncer y para reforzar el proceso de curación [1]

Para C-A-G introducir cambios en nuestro sistema alimentario es una de las Actitudes Ganadoras por excelencia para mejor hacer frente a los desafíos del cáncer.  La experiencia de nuestra fundadora muestra que ¡pequeños cambios -pero constantes- en la comida redundan en enormes beneficios!

Por experiencia sabemos que vivir con cáncer es sumamente estresante, por lo que les sugerimos introducir los cambios alimenticios paulatinamente. Para empezar elija el/los que sabe que le será mas fácil mantener a lo largo del tiempo.  No se ponga “presión” mas vale ir despacio pero de forma constante que de un día al otro cambiar todo para dejarlo olvidado la siguiente semana!

Haga de la constancia y la disciplina sus sus mejores aliadas y muy pronto le mostraran resultados.  Según las modificaciones que haya introducido rápido notara que tiene mas energía, mejor digestión o menos ascos.  A mediano plazo, cuando se han introducido todos los cambios mas importantes –y dependiendo del tipo de cáncer y de la fase en la que se encuentre- sus análisis acusaran mejorías y usted se sentirá mejor.

Propiedades preventivas y curativas de los alimentos en relación al cáncer

Estudios recientes muestran que, ciertas frutas y verduras y otros alimentos como el té verde, la cúrcuma o el chocolate contienen fuertes cantidades de compuestos anticancerígenos. Por ejemplo, una alimentación cotidiana con una mezcla de frutas, verduras y bebidas como el té verde permite la absorción de una dosis que podemos llamar terapéutica de compuestos fitoquímicos anticancerosos. La aportación diaria de estos alimentos contra el cáncer constituye un medio simple y eficaz para hacer frente al desarrollo y el progreso de esta enfermedad.

IMPORTANTE

En ningún caso y por ningún motivo las recomendaciones a continuación deben remplazar los tratamientos médicos contra el cáncer.  Para maximizar nuestras posibilidades de curación es indispensable seguir al pie de la letra las instrucciones y tratamientos médicos.  La alimentación es un elemento mas a nuestra disposición para hacer frente al desafío del cáncer que nos ayuda a reforzar nuestros tratamientos médicos y mejora nuestra calidad de vida.


Alimentos a FAVORECER

7 familias de alimentos “anti-cáncer” [2]

1. Las verduras crucíferas contienen cantidades importantes de varios componentes anticancerígenos (fitoquímicos) que impiden a las substancias cancerígenas producir daños en las células.  El brócoli y las colecillas de Bruselas constituyen una fuente excepcional de moléculas anticancerígenas por lo que es ideal consumirlas regularmente. « Las células cancerosas detestan el brócoli ! » Para guardar todos sus beneficios cocine estas verduras poco tiempo, le aseguramos que el brócoli es mucho más rico un poco crujiente !  De preferencia preparelas al vapor, salteadas con un chorrito de aceite de oliva. si las hierve hagalo en  poquita agua y por poco tiempo. Algunas como la col se pueden comer crudas en ensalada o en jugo y combinarlas con zanahoria, apio, etc.

2. Las verduras allium y en especial el ajo tienen componentes anticancerígenos.  El ajo y sus primos gracias a su gran variedad de componentes anticancerígenos  frenan el desarrollo de la enfermedad, gracias a su acción protectora contra los daños causados por las substancias cancerígenas que por su capacidad a limitar el crecimiento de las células enfermas.   Las moléculas responsables de los efectos anticancerígenos se liberan cuando se cortan las verduras.  El ajo recién aplastado triturado cortado es sin duda la mejor fuente de componentes anticancerígenos por lo que se recomienda su consumo preferentemente y no el de suplementos o en píldoras. Un buen consejo, para evitar el olor de aojo enlas manos o en el aliento, fria simpre su dientes de ajo en un poquito de aceite de oliva y al lavarse las manos talle los dedos con el fierro del cuchillo, y santo remedio, los olores se esfuman!

3. Las frutillas (arándanos, zarzamora, fresas y frambuesas) ademas de ser excelentes antioxidantes contienen gran numero de moléculas anticancerígenas (acido ellagique un polyphenol) por lo tanto se recomienda su consumo regular (varias veces por semana), pueden comerse frescas, congeladas o secas.  Las otras frutas de la lista tienen también un gran poder antioxidante que -en el caso de los cítricos- refuerza los efectos anticancerígenos de otros alimentos y/o de los tratamientos médicos.  Consuma los cítricos frescos y luego luego de haberlos exprimido o cortado! de lo contrario se oxidan y pierden su valor curativo.

4. Una de las mas grandes carencias alimenticias es el consumo de materias grasas Omega 3 y un sobre consumo de grasas saturadas Omega 6. Los Omega-3 que contienen los alimentos de la lista son excelentes antiinflamatorios y anticancerígenos por lo que su consumo regular, por ejemplo pescado 1 o 2 veces por semana, aceite de oliva para cocinar y unas nueces en lugar de papitas fritas en a botana, tiene un impacto muy importante en el proceso de lucha contra el cáncer.  Aunque el costo del aceite de oliva es mayor que el de los otros aceites es una inversión que vale oro para su salud.  Cocine con menos aceite y no notara la diferencia en el precio y sus células sanas se lo agradecerán con creces!

5.  La soja, las otras leguminosas y los cereales completos de la lista, ademas de proveernos con las fibras alimenticias necesarias son  una excelente fuente proteínas y tienen la ventaja de tener un indice glucémico (indice de azúcar) bajo ademas de ser muy económicas  Gracias a estas características remplazan muy bien la carne como fuente de proteínas disminuyendo el acido úrico, la acides y por lo tanto el terreno inflamatorio que favorece el desarrollo de las células cancerosas.  Su consumo diario (una porción diaria) es altamente recomendable.  Si le ocasionan problemas digestivos (gases, estreñimiento, etc.) vea la sección “consejos prácticos”.

6. México produce uno de los antioxidantes mas potentes: el cacao. El chocolate, como las fresas, arándanos y el té verde, es rico en polyphenoles (50 gr de chocolate negro contiene 300 mg de poliphenol) lo que lo vuelve un potente antioxidante.  Una taza de chocolate caliente (atencion debe de prepararse con agua y NO con lecha, pues la combinacion leche-chocolate anula los efectos beneficos del cacao) genera una actividad antioxidante en la sangre 5 veces mas alta que la del té verde!  Ojo consumir solo chocolate negro – y no el de polvo que contiene mucha azúcar y leche- .  El consumo diario de unos 20 gramos de chocolate a 60% de cacao o mas puede tener efectos positivos en la salud ademas de alegrarnos el paladar!

6. Té verde: ¿porqué el té verde es bueno para combatir el cáncer? como el chocolate y las frutillas es una rica fuente de plyphenoles, especialmente de flavanoles o catéchines moléculas que contienen reconocidas propiedades anticancerígenas.  Para maximizar la protección que el té verde ofrece, es importante dejar infusionar el té entre 8 a 10 minutos para que todas las moléculas estén activas y consumirlo antes de una hora.   2 a 3 tazas al día es un consumo ideal!

7.  La cúrcuma y el jengibre son dos especias originales de Asia -India- que se utilizan en medicina desde hace mas de 2000 años.  Ojo no confundirlos con el curry del cual la cúrcuma y el jengibre son 2 ingredientes).  Su principio activo: la curcumina posee diversas características farmacológicas.  Los curcuminoides son las principales moléculas de la cúrcuma y son los responsables de los efectos benéficos de la especia.  ¿como consumirlo? puede conseguirlo en polvo y utilizarlo como especia al cocinar (ojo combinarlo siempre con un poco de pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva para asegurar su absorción a nivel digestivo), lo que le dará un agradable color amarillo a sus platillos.  Para reforzar el efecto curativo se recomienda tomar píldoras de extractos normalizados a 95% de curcuminoides (dosis 400 a 800 mg diarios, según la concentración de las píldoras tomará 1 a 3 diarias) Estas se pueden encontrar en el Internet.   El jengibre -aunque menos rico en curcumina que su primo- es también muy bueno,  utilicelo para cocinar o para hacerse ricas bebidas combinando con limón y azúcar. Vea el rincón “recetas”.

 

Alimentos a evitar y/o a disminuir
y como remplazarlos

evitemos comer éstos alimentos para ayudar a nuestro cuerpo a combatir el cancer

 

Azúcar.  La células cancerosas se alimentan para su crecimiento de azúcar y proliferan en terrenos ácidos e inflamados.  Estudios recientes han mostrado que la disminución del consumo de azucares -particularmente de azúcar refinada- resulta en una disminución de la taza de glucosas en la sangre lo que tienen una gran incidencia en la muerte de las células cancerosas y favorece el crecimiento de las células sanas[1].  Las células cancerosas aprovechan los “picos glucémico” para alimentarse, estos se registran cuando consumimos azucar, por lo que se recomienda la eliminación de todo tipo de azúcar de la dieta diaria.  Esta su puede reemplazar por miel e idealmente por miel de agave que es la única miel que no produce los picos glucémico.  Para evitar el stress relacionado a la falta de azúcar, le recomendamos reducir  su consumo paulatinamente, pero con el firme propósito de eliminarla de su dieta en un lapso de 1 a 3 meses.    También puede iniciar el cambio remplazando el azúcar blanca por la morena y después pasar a la miel de agave.  La fructuosa – azúcar de las frutas- es una fuente ideal de energía y de sabor dulce natural que no tiene efectos negativos, cada vez que necesite comer “un dulcecito” prefiera una deliciosa fruta.  Otros tips para reducir el consumo de azúcar: evite los cereales de caja, no coma pan dulce prefiera algo salado, en lugar de refresco tome jugos frescos, si se le antoja un helado solo coma una bola y no 2,  en lugar de pasteles prefiera los pies de frutas.

Grasas (Omega 6). El objetivo que se busca es alcanzar el equilibrio ideal (1-Omegas 6 por 3- Omega 3).  ¿Porqué? porque la alimentación moderna contiene un muy alto porcentaje de grasas polynisaturadas fuentes de omega 6 que son pro-inflamatorias y que favorecen el terreno canceroso) y uno muy limitado de omega 3 y 9 (que son anti-inflamatorias y anti-cáncer)  Para esto es indispensable disminuir el consumo de grasas y alimentos que nos proveen de Omega 6  y remplazarlos por fuentes de Omega 3 y 6.  Le recomendamos el consumo regular de pescados (sardinas frescas o en lata, atún fresco o en lata, salmón, soja, nueces, aguacate, almendras)  y cocinar con aceite de oliva.  El aceite de oliva es un poco mas caro pero se utiliza mucho menos al cocinar que los otros aceites ademas es mucho mas sabroso.  Vaya remplazando el aceite que utiliza habitualmente poco a poco por aceite de oliva, éste redundara en beneficio para el enfermo de cáncer y como prevención de toda una gama de enfermedades como las cardio-vasculares.   La fuente mas grande de Omega 6 son las grasas animales – mantequilla, manteca- por lo que le recomendamos mucho evitar y/o disminuir su consumo.

Carnes rojas y embutidos.  La carne roja produce mucho acido úrico y de amoniaco que a su vez acelera el proceso inflamatorio del organismo, creando un terreno para el desarrollo de las células cancerosas.  Los embutidos (jamones, salchichas, salames, etc.) contienen nitratos para salarlos y conservarlos, que se transforman el el organismo y se convierten el nitrosamines que son componentes cancerosos.  Por estas 2 razones C-A-G invita a todos sus lectores a reducir su consumo de carnes rojas (rez y puerco) y de todo tipo de embutidos, no consuma carne mas de 1 o 2 veces por semana,  dele preferencia al pollo, pavo y desde luego al pescado.

Cereales y harinas blancas.  Los cereales son una fuente fabulosa de energía y fibras, las cuales se pierden en el proceso de refinación.  Como el azúcar y las carnes rojas los cereales refinados en todas sus presentaciones aceleran los picos glucémico y promueven los procesos inflamatorios del organismo, por lo que su reducción en el consumo diario es muy recomendado.  Se pueden fácilmente substituir por cereales y harinas integrales, el sabor es casi idéntico y ademas son mucho mas nutritivas.  Le sugerimos comer pan y harina integral entre semana y reservarse el fin de semana para disfrutar su pan dulce, unos tamalitos, o cualquier pastel o espagueti que le guste.  Su cuerpo, sus células sanas – y su linea- se lo agradecerán infinitamente!


[1] “Glucose restriction can extend normal cell lifespan and impair precancerous cell growth through epigenetic control of hTERT and p16 expression,” FASEB J. (diciembre 17, 2009)


[1] ciertos alimentos contienen una cantidad importante de compuestos químicos no-nutritivos llamados fitoquímicos, que parecen tener un papel crucial de prevención química y para eliminar los microtumores que desarrollamos a lo largo de nuestras vidas y que amenazan con convertirse en un cáncer.

[2] La información en esta sección se basa en :

Anticancer, Prévenir et lutter grâce à  nos défenses naturelles, Dr. David Servan-Schreiber; Editions Robert Lafont, Paris 2007, Paris 2010.

Tips for a healthy diet, Dr. Silke Helwig, Lukas Klinik, Basilea 2008

Les Aliments contre le cancer, la prévention du cancer par l’alimentation, Dr. Richard Béliveau et Dr. Denis Gingras, Ed. Solar, Tours, 2008

Dr. Héctor E. Solórzano del Río www.hector.solorzano.com Coordinador de Medicina Ortomolecular del Centro de Estudios de Medicina Integradora de la Universidad Autónoma de Guadalajara y Presidente de la Sociedad Médica de Investigaciones Enzimáticas, A.C.

A %d blogueros les gusta esto: